Viladescans residencia canina

Lo habitual es que el cachorro llegue a nuestro hogar con dos meses o dos meses y medio. Esta es la edad ideal, porque ha tenido tiempo de convivir con su madre y hermanos para impregnarse y adquirir la educación canina imprescindible y todavía es muy receptivo, por lo que se adaptará a nosotros.

Hacia el mes y medio nuestro cachorro ya debería haberse vacunado y desparasitado, con lo cual al llegar a nuestra casa deberíamos tener una o dos semanas de margen para que se adapte a su nuevo hogar antes de llevarle al veterinario.

negan 1

No vacunar al cachorro antes de los 45 días

Los cachorros no deben vacunarse antes del mes y medio de edad, ya que hasta los cuarenta y cinco días de vida, su sistema inmunitario aún no es capaz de fabricar anticuerpos específicos para el antígeno que inyectamos con la vacuna. Además, administrar la vacuna precozmente puede provocar que el cachorro quede sin protección contra los virus vacunales, porque sus antígenos interaccionan con los anticuerpos maternales que ha ingerido en el calostro, los anulan y su sistema inmunitario aún no es capaz de generar nuevas defensas.

¿Para qué sirve una vacuna?

Las vacunas son un tratamiento preventivo de protección ante algunas enfermedades infecciosas que afectan a los perros. Su objetivo es evitar el contagio de virus y bacterias, produciendo en el organismo del perro anticuerpos de defensa ante ellos. La vacuna genera la llamada “memoria inmunitaria” ante esa enfermedad en el organismo de tu cachorro, así se impide o se frena el desarrollo de enfermedades que pueden poner en serio peligro su vida.

Hay que desparasitar antes de vacunar

Llevar a cabo la desparasitación contra parásitos internos como nematodos y cestodos previamente a la vacunación es fundamental, ya que si el cachorro está muy parasitado se encontrará inmunodeprimido, y esta falta de defensas puede provocar que la vacuna no consiga inmunizarlo, no se generen anticuerpos, y el cachorro quede desprotegido contra las peligrosas patologías víricas de esta etapa.

Vacunas obligatorias en los perros: ¿cuáles son y cuándo ponerlas?

La vacunación frente a las principales enfermedades infecciosas es la mejor prevención. Las vacunas para perros pueden ser obligatorias u opcionales, aunque esto puede variar en función de la localización geográfica. Antes de poner cualquier vacuna es importante asegurarse que el cachorro se encuentra en un óptimo estado de salud, con un sistema inmunológico maduro y bien desparasitado internamente.

Las vacunas del cachorro más utilizadas

Por lo general, las vacunas polivalentes más utilizadas son:

- Pentavalente que inmuniza contra moquillo, adenovirus 1 y 2 (hepatitis y tos de las perreras), parvovirus y parainfluenza.

- Hexavalente que inmuniza contra moquillo, adenovirus 1 y 2 (hepatitis y tos de las perreras), 2 cepas causantes de leptospirosis y parvovirus.

- Octovalente que inmuniza contra moquillo, adenovirus 1 y 2 (hepatitis y tos de las perreras), 2 cepas causantes de leptospirosis, parvovirus, parainfluenza y coronavirus.

Se suele recomendar también la vacuna contra la tos de las perreras para perros, cachorros o adultos, que permanezcan algún tiempo en residencias caninas o que estén en contacto con muchos otros perros, como por ejemplo en clases de educación, guarderías o concursos caninos.

Plan de vacunación del cachorro

Este podría ser un plan de vacunación y revacunación estándar para el cachorro, aunque es su veterinario el que debe establecer siempre las pautas y los periodos más recomendables según el estado fisiológico y las circunstancias de cada cachorro.

– De los 45 a los 60 días: suele utilizarse una vacuna bivalente de moquillo y parvovirus canino, aunque a veces se utiliza una trivalente que incluye alguna otra patología como la leptospirosis o el coronavirus.

– La primera revacunación, de los 2,5 a los 3 meses: en función de la prevalencia de otras patologías en cada área se pueden administrar varias vacunas polivalentes, que incluyen más o menos cepas víricas de distintas enfermedades. Habitualmente se incorporan cepas de hepatitis infecciosa canina, coronavirus, influenza canina o tos de las perreras, etc.

– La segunda revacunación, de los 3,5 a los 4 meses: Suele utilizarse la misma vacuna de la primera revacunación como dosis de recuerdo.

Una vez terminado este programa, anualmente, revacunaremos a nuestro perro siguiendo las recomendaciones del veterinario.

La vacuna contra la rabia

Se vacuna contra la rabia porque, aunque en nuestro país está erradicada, hay brotes de rabia selvática cerca de la frontera con Francia y en Marruecos. Además en imprescindible si queremos viajar con nuestro perro.

Se puede vacunar al cachorro desde los seis meses de edad, aunque esto también queda a criterio de las recomendaciones del veterinario.

En España la obligatoriedad de esta vacuna viene establecida por las Comunidades Autónomas según sus propios programas de salud. Es obligatoria por ley en todas las Comunidades de nuestro país con excepción de Galicia, Cataluña y el País Vasco. También son las propias Comunidades Autónomas las que establecen el intervalo obligatorio de la vacunación, que varía entre uno y dos años.


El blog de
ARION PET FOOD
www.arion-petfood.es